Miércoles, Diciembre 1st, 2010

Gatos: Rabia

Gatos - rabiaLos gatos pueden llegar a sufrir una gran cantidad de enfermedades a lo largo de su vida, algunas más graves que otras, pero no siempre quien convive con ellos es consciente de los peligros a los que está expuesta su mascota.

Hoy en día existen numerosas estrategias de prevención en materia de salud, aunque no todos están informados y desempeñan su rol de amo con responsabilidad. Si se quiere disfrutar la compañía de un animal durante muchos años, es necesario criarlos de la mejor manera posible y ofrecerle las herramientas necesarias para que su crecimiento y desarrollo no se vean perjudicados.

Los controles periódicos con el veterinario y el cumplimiento del plan de vacunación, por ejemplo, pueden minimizar mucho los riesgos de contraer enfermedades. La simple inmunización de un gato logra, entre otros beneficios, impedir la rabia, un mal de origen viral que no sólo pone en riesgo la vida del felino sino también la del ser humano.

Por lo general, la rabia es transmitida por la mordedura de perros, gatos o murciélagos y, si no se trata de inmediato, termina por provocar el deceso del enfermo tras atacar su sistema nervioso central. Por esa razón, resulta imprescindible tomar las medidas necesarias para evitar el contagio o, en su defecto, para enfrentar el problema lo más rápido posible.

Aunque la sola mención de esta dolencia que se caracteriza por tener un largo periodo de incubación y provocar un irreversible cuadro de encefalitis genera pánico entre la población, nadie debe olvidar que se trata de una enfermedad prevenible. Si hay perros o gatos en sus hogares, lo mejor que pueden hacer al respecto es administrarles la vacuna antirrábica y, si resultan víctimas de una mordedura por parte de una mascota desconocida para ustedes, no duden en consultar al médico de inmediato e intenten por todos los medios identificar al animal que los ha atacado para poder determinar si se trata de un ejemplar con rabia.



Categoría: Enfermedades