Lunes, Noviembre 22nd, 2010

Pelo del gato

Pelo del gatoEn el mundo de los gatos domésticos es posible encontrar ejemplares que poseen pelo largo, grupos de pelo corto y hasta hay algunos que carecen de pelo (o aparentan no tenerlo, tal como sucede con los integrantes de la raza Sphynx).

El Azul Ruso, el Cornish Rex, el California Spangled y el Bombay, por ejemplo, son gatos que se caracterizan por tener pelo corto, mientras que los miembros de castas como la Ragdoll, Balinés, Himalayo y Persa tienen la particularidad de lucir largas cabelleras.

Cabe destacar que el pelaje, que se eriza cuando el animal necesita aumentar su volumen para parecer más grande e intimidar así a algún oponente o futura presa, no se analiza sólo por su extensión, sino también por su color y su aspecto. Al respecto, puede decirse que existen infinitas combinaciones de tonalidades que enriquecen al reino animal y le aportan distinción a esta especie. Un gato puede ser blanco, negro, atigrado o lucir un manto en el cual haya espacio para dos o más colores. Además, su pelo puede clasificarse como lacio o rizado.

Para evitar que estos felinos resulten perjudicados por su pelaje, es necesario cepillar con frecuencia las capas que cubren su piel para mantenerlas sanas, brillantes y evitar la formación de bolas de pelo o nudos que pueden llegar a provocar trastornos en su salud, así como también es aconsejable bañarlos de vez en cuando para eliminar mejor el pelo muerto, aunque un gato en condiciones normales de salud es capaz de mantener limpio su pelaje.

Por otra parte, todo amo debe estar atento al manto de su mascota porque un pelaje opaco, despeinado, con mal olor, que no es lamido por el propio gato, se eriza de modo constante o se cae de forma descontrolada es un signo de alarma que debe ser tenido en cuenta porque puede llegar a evidenciar algún problema de salud.



Categoría: General