Miércoles, Mayo 4th, 2011

Repelente para gatos

Repelente para gatosLos gatos sin dueño, esos que viven en la calle y deambulan por los barrios, suelen frecuentar balcones, terrazas y patios de cualquier vecino en busca de comida o, simplemente, de un espacio que los haga sentir seguros y tranquilos.

Cuando la vivienda está abandonada, además, esta clase de felinos acostumbra a colonizar el lugar y, a partir de entonces, quienes viven en los alrededores comienzan a sufrir diversos inconvenientes derivados de la presencia de un alto número de animales.

Para evitar que estas mascotas aparezcan de sorpresa en los hogares, existen algunos métodos químicos y preparados caseros desarrollados para ahuyentarlas. Si bien la idea de este artículo es brindar información sobre las alternativas que existen para mantener alejados a los gatos, las propuestas que mencionaremos lejos están de ser tóxicas o perjudiciales para la salud de los felinos domésticos. Jamás, por más molestias que ocasionen estas criaturas, debería emplearse veneno para combatirlas.

Como repelentes se pueden utilizar productos de venta libre que estimulan la glándula olfativa de los animales y les causan un fuerte rechazo (reacción que los lleva a alejarse de la zona aromatizada), así como también fórmulas caseras que ayudan, según cuentan aquellos que las ponen en práctica, a proteger las plantas y el jardín.

Unas cáscaras de naranja, un poco de pimienta esparcida en el terreno, unas gotas de vinagre blanco alrededor de las macetas o, simplemente, un rociador lleno de agua para sorprenderlos en acción pueden ser medidas eficaces para concretar con éxito la misión de alejar a los gatos que intentan adueñarse del hogar. Otra opción es la de adquirir un equipo que emita sonidos de alta frecuencia para fastidiar el oído de esta especie, aunque se trata de una alternativa más sofisticada y costosa.

Deshacerse de familias felinas que uno no ha querido atraer es un proceso que demanda paciencia, tranquilidad y constancia. No es fácil, pero si uno desea alejarlos, sólo tiene que probar distintas maneras (claro que jamás a través de la violencia) y no darse por vencido hasta que, por fín, aparezca la solución que tanto se ansía.



Categoría: General