Jueves, Febrero 3rd, 2011

Taxonomía del gato

GatosLa taxonomía, dice la Real Academia Española (RAE), es una ciencia utilizada en el campo de la biología para establecer un orden jerarquizado y sistemático en todo grupo de animales y vegetales.

Aunque saber con precisión detalles al respecto no influye en el vínculo que uno pueda llegar a establecer, por ejemplo, con una mascota, interesarse por estas particularidades es una elección que puede aportar más datos sobre los seres vivos y, de este modo, enriquecer los conocimientos de cada uno.

Si se adopta un felino doméstico y se siente curiosidad por saber todo lo que guarde relación con él, por describir un caso que puede ocurrir a diario, a través de la taxonomía es posible sumar referencias trascendentes del nuevo integrante de la familia.

Los gatos, esas criaturas adorables que día a día alegran con su presencia los hogares de millones de seres humanos, pertenecen al reino animalia y al filo chordata, pero su clasificación científica no termina allí.

Esta mascota también integra el grupo del subfilo vertebrata y es identificado dentro de la clase mammalia. Si se profundiza la categorización, entonces el animal también queda definido como un ser de subclase theria e infraclase placentalia del orden carnívora y suborden feliformia.

Más allá de su origen, su género y raza, el gato doméstico es integrante de la familia felidae y está contemplado en la subfamilia felinae. Su género, pues, es felis y su especie, la felis silvestris, aunque no se puede dejar de destacar que existe en este grupo una subespecie que se conoce como felis silvestris catus.

Como resulta evidente, la taxonomía propone un camino original para obtener una información más amplia y formal acerca de la naturaleza de los gatos, esos compañeros inquietos, inteligentes y de gran belleza física que, pese a tener un espíritu independiente, siempre encuentran la forma de retribuirle a su amo todo el afecto que éste le suele brindar.



Categoría: General